Mapa de visitas

junio 01, 2009

Mexicanos al grito de guerra...

Pues bien, estaba yo a las casi 5 de la mañana en un pueblo no muy alejado donde tienen una extraña fascinacion por los tuzos del pachuca los cuales perdieron anoche en un partido que no vi.

Estaba comprando un boleto para regresar a la ciudad que yo llamo hogar y cuya gente me cae tan mal que de tener una escopeta empezaría un frenesí asesino en el metro que culminaría con 20 o más personas muertas y la sangre de mi cabeza pintando un muy buen cuadro surrealista en las paredes del metro.

Estaba allí, esperando a que llegara el camion que iba a abordar, cuando en la televisión que tienen en la sala de espera empezó a verse el Himno Nacional Mexicano. No sé por qué, pero siempre, siempre me ha gustado cantar el Himno Nacional. No sé si sea por el amor que le tengo a mi país, por que me gusta la letra, o la melodía, o no sé qué sea, pero me puse a cantarlo. Incluso me atrevería decir que casi me pongo a hacer el saludo estando firmes (sin albur, eh, pinches cochinos).

Al mismo tiempo que me puse a cantar dicha melodía. Me puse un tanto triste. Me puse a pensar en la forma en que este país se está yendo al caño por culpa de todos nosotros. Cómo la gente es maleducada con su semejantes, cómo no tienen respeto por las pertenencias y propiedades de los demás -háblese de robos, asaltos, vandalismo, pintarrajeadas en las paredes recien pintadas, rayar las ventanas del transporte colectivo-, cómo no tienen el mínimo civismo, ni el sentido de ser mejores, tiran basura en la calle, poner las direccionales significa que el de atrás te aviente el carro, no vayas a rebasarlo.

No, no. Este país está cada vez peor, y aún cuando la gente culpa principalmente a los políticos, a las personas ricas, etc. No se detiene por un momento a pensar que el problema no sea algo de forma específica, sino de índole general.

Es culpa de TODOS la situación del país, los mexicanos no despiertan de un letargo de pensamiento que tienen desde hace mucho. Prefieren ver el fútbol, ver telenovelas, rendirle culto a un dios que probablemente no exista a leer, a ver por si mismos las cosas, a emitir juicios sobre la situación del país, y llevar a cabo mejoras.

No hablo de mejoras a gran escala de inmediato, porque es imposible, hablo de mejoras internas de cada quién, que puedan a ayudar a las personas más cercanas a hacer lo mismo. No, el mexicano prefiere quedarse así como está porque es más cómodo. Pero eso sí, el mexicano quiere todo, todo, sin sacrificar nada, sin renunciar a nada de lo que tiene.

Todo resultado obtenido requiere un esfuerzo, por mínimo que éste sea. Yo no digo que sea mejor que muchos por pensar así. Pero creo realmente que este país si puede cambiar. Sólo es cuestión de que cada quién vea en qué falla y empiece un cambio dentro de sí mismo.

A veces me siento tan decepcionado de este lugar, de cómo se comporta la gente, de cómo se tratan unos a otros, cómo tratan los jefes a sus empleados, cómo tratan los padres a los hijos, o viceversa, cómo tratan a las personas mayores, cómo tratan las cosas de los demás, al medio ambiente a sus mascotas, etc., que me dan ganas de huir, de huir realmente de aquí, a otro lugar donde yo sé que si pasa esto, pasa en formas no tan marcadas y donde se ve que sí hay respeto por todo.

Pero creo que hacer eso, sería estar renunciando a mi país, al lugar donde nací, a mi casa, a mi familia, y a ese Himno que tanto me gusta cantar. Y aunque cada que lo oyera en ese lugar (otro país) sentiría más chido escucharlo, no podría evitar pensar: ¿Y si me hubiera quedado?

7 comentarios:

Njkolas dijo...

Pero el problema es que sigues pensando sólo en ti mísmo. No en tu país, punto.

Jose Leonardo dijo...

Sólo dime una cosa... ¿Tú lo haces? ¿Tú piensas en los demás? ¿Piensas en ayudar a las personas? ¿Piensas en hacer cosas para mejorar este país?

No ¿verdad?

Njkolas dijo...

De hecho sí. Hago mi parte.

Tannia Karamelo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Immerheiter dijo...

Estoy de acuerdo contigo... todos en general tenemos un componente de culpa, pero en realidad lo que menos importa es quién es el culpable... buscar culpables es otra actividad favorita del mexicano; buscar soluciones es lo que nos llevará al cambio.

En verdad espero que pronto haya una verdadera revolución (no como la pendejada de 1910), armada o no, que permita realmente a este país empezar desde cero, y hacer cambiar la forma de ser de la gente, incluso por la fuerza si es necesario.

Así lo hizo Francia en 1789, y espero que antes de 2020 México lo haga.

Njkolas dijo...

Je

comixgex dijo...

Realmente ¿alguien piensa en el futuro de una sociedad mexicana cuando el grupo en el que vivimos nos orilla a pensar como individuos?, ¿ser cuando menos ciudadanos de una nacion que siempre nos vera como su pueblo?, ¿de tener un rumbo como pais si nunca nadie se pone deacuerdo?. Yo ya no pienso en eso; todos los dias saber que estamos peor que ayer ya no me interesa, prefiero vivir mi vida, nunca tendre otra opurtunidad de vivir lo que quiera vivir, de ver lo que quiera ver, de hacerlo lo que quiera hacer. La oportunidad de establecerme en otro pais siempre ha sido una posibilidad, necesito vivir y no que me platiquen como se vive en otro pais, quien sabe si despues de experimentar esa vivencia valore lo tenia o me acople a una nueva forma de vivir.