Mapa de visitas

diciembre 26, 2007

¡Qué güey!

Bien, y para conmemorar la entrada número 200 de este blog, el día después de navidad, Leonardo se cayó de las escaleras en su trabajo... qué pendejo, digo yo. Lo bueno es que como tiene unos reflejos de gato perruno, no pasó a mayores, sólo se puso un buen madrazo en la mano, ahh porque el muy güey venía cargando un celular y por cuidar la integridad física del mismo, tuvo que poner la mano de esa manera. A continuación, la foto.



Como verán, no más fue el susto, nada roto, nincuna concusión, ninguna muerte, ni nada por el estilo. Sólo unos raspones en el dedo cordial (por la uña) y en el anular, por el nudillo, fueron las cosas que me saqué por andar brincoteando en la escalera... =(

Por cierto, les deseo una muy feliz -y atrasada- Navidad, ¿sobre año nuevo? no sé, esperaré a qué éste llegue, y ya después les daré mis felicitaciones.

Hagan sus cartitas a los santos reyes, yo haré la mía, ya que lo que le pedí al panzón barba blanca con traje rojo, al parecer no me lo trajo... jajaja.

Ahi la ven.

1 comentario:

gaBii dijo...

=(

Pobechiito...

Se te aliviará mañana con la canción de la coliita de rana... =P