Mapa de visitas

mayo 17, 2007

Sueños raros

Anoche, tuve una serie de sueños algo extraños, pero extraños en serio, y no jaladas. Claro que no los recuerdo del todo, pero trataré de describir de la mejor manera lo poco que recuerdo de ellos.

El primero, estoy seguro que ocurrió aquí en Mexicali, recuerdo que iba en el carro con alguien, no recuerdo quién eso sí. Así que ibamos por unas calles cercanas a Villa ********, cerca de donde vive Sinuhé Askot. Pensándolo bien, creo que la persona con la que iba en el carro era Sinuhé, ya que nos detuvimos en una casa que se parece mucho a la suya. Entramos, y yo me quede de a seis, por la inmensidad que había dentro de la casa, en serio. Por fuera no se apreciaba algo remotamente parecido al tamaño que tenía por dentro la casa.

Entrando, se llegaba a un cuarto como de 4 x 4 metros, y en cada pared del cuarto (exceptuando la de la entrada) había una puerta. Dentro de cada una de esas puertas (enfrente, a la izquierda y a la derecha) se podía entrar a unos cuartos gigantescos, en serio, gigantescos. Paredes blancas, aunque pensándolo bien creo que eran color beige. Yo no daba crédito a lo que veía, fácil eran unos cuartos como de 20 x 20 cada uno, con el techo como a 4 metros de altura. Fue en esta parte cuando me levanté como a las 3 de la mañana a ir x agua al refrigerador. No había agua.

Del siguiente sueño, recuerdo muy poco, realmente, detalles específicos no, pero eso sí, recuerdo cláramente haber sentido celos dentro del sueño -chale, ya hasta me persiguen en sueño-. Creo que fue el menos agradable de los 3.

Del último, realmente no se si seguía en mexicali, porque recuerdo que estaba en una especie de cafetería casi hasta la cima de un edificio bastante alto, lo digo porque desde las ventanas del edificio se veía una ciudad con un tamaño muy pequeño. El caso es que, estando yo allí, hasta arriba, de repente me daban ganas de fumar, entonces cuando me disponía a salir a la terraza que había allí, me decían que no se podía abrir la puerta/ventana, pues hacía mucho viento. Entonces, salí por una puerta en una pared contigua a donde estaba localizado el acceso a la terraza. Al salir recuerdo haber sentido un aire bien frío, el suelo de la terraza era completamente blanco, eso sí lo recuerdo bien.

Cuando alcé la vista y me acerqué a la orilla, me di cuenta que se veía una espesa neblina, pero aún así la ciudad era visible desde donde estaba, calculo que ha de haber sido un piso 40, más o menos. En estos momentos, yo creía que estaba en lo más arriba del edificio. Estaba equivocado.

Di la vuelta en una esquina de la estructura de la cafetería y veía que el edificio se erguía aún más alto. como a 50 metros de donde estaba la "cafetería" se hallaban unas escaleras algo grandes, como cuando están construidas en la planta baja de algún edificio. Allí veía como una de mis tías se acercaba a mí, y señalaba a alguien que estaba al pie de las escaleras, obvio que siendo miope, y aún con mis lentes, solo reconocía la silueta como una de mis primas. Mi tía me decía algo que no entendí del todo, y en ese momento desperté.... Eran las 6:35 de la mañana, apagué la alarma de mi celular, y me dormí de nuevo, hasta despertar a las 6:45. Y ahí, empezó mi día.

1 comentario:

Angel dijo...

Mira nada mas, ahora sueñas con Sinuhe. Deberlas ir a un doctor o algo similar, eso no puede ser saludable.

que loco.