Mapa de visitas

enero 12, 2009

Impulsivo, ¿yo?

Yo sé que no soy impulsivo, al menos no en la manera convencional, estando en mis "cabales".

El sábado estaba en la fiesta de cumpleaños de mi tía, su hijo, mi primo, de 18 años recién cumplidos le embarró el pastel en la cara, después de eso, procedió a hacer lo propio con su hermana mayor, y conmigo. Grave error.

Mi reacción en un principio fue de estupefacción, me quedé pasmado. Me quedé congelado mientras me embarraba el pastel en la parte derecha de la cara. Luego, me empezó a hervir la cabeza, pude sentir lentamente como la ira se iba apoderando de mi, creo que eso fue lo que salvó a mi primo. Eso y su rápida reacción después de que salí de mi trance iracundo.

Dejé que se me pasara el enojo, no sin antes haber correteado -sin éxito, afortunadamente a mi primo, y de haber proferido varias palabras altisonantes para mi mismo. Me limpié, me enjuagué el pelo -porque también me embarró betún en el pelo-. Y decidí dejarlo ir. Hasta que -oh si- el destino me recompensó con un pedazo de pastel de chocolate -con un betún aún más espeso que el del otro pastel- cuando mi primo se estaba sirviendo, exactamente al lado mío.

No lo planeé, sólo visualicé muchas posibilidades todas llevando al mimo cuadro. Yo embarrándole el pastel en la cara a mi primo. Fue reconfortante, fue justicia poética, fue karma.

A qué me lleva todo esto, a que debo tratar de controlar mi ira. Canalizarla hacia algo productivo, algo útil. Esa es una parte de mí que definitivamente tengo que cambiar, ya que cuando estoy enojado, realmente enojado, es cuando cometo la mayor cantidad de estupideces. Es cuando más impulsivo soy. Ese es el descubrimiento que he hecho, que sí soy muy impulsivo, pero solamente cuando estoy realmente enojado.

No es bueno dejar que la ira nos controle, es mejor controlar la ira, canalizarla, o suprimirla si se puede.

Ya no sé que decir, creo que me fue la idea de lo que iba a decir, así que como ya no voy a dejar borradores, publicaré esto.



1 comentario:

Angel Alberto dijo...

efectivamente no eres impulsivo.
si, eres un poco violento pero cuando se trata de tomar decisiones eres como el congreso de los méxicos, la piensas mucho.