Mapa de visitas

septiembre 03, 2008

Naturaleza humana...

El enojo -ahora lo sé- puede hacer que nos convirtamos en las peores personas de la creación, que la vista y la cordura se nos nublen, puede hacer que nuestras palabras sean el peor veneno -aún que el de una rana punta de flecha-, de ese que no mata físicamente, sino que mata por dentro, lo que en verdad es importante.

Me he dado cuenta que ya no soy quien era, que me he convertido en algo horrendo, algo así como en un Frankenstein, pero sin la nobleza.

Y he hecho cosas terribles, he dicho cosas terribles de las que si bien me arrepiento, no sirve de nada, pues no puedo cambiar el hecho de que salieron de mi persona. No puedo retirarlas, y sobre todo, no puedo retirar el daño que hicieron.

Creo que es cierto lo que dicen por ahí; que está en la naturaleza del ser humano en destruir todo lo bueno que hay en esta vida. Ahora yo he destruido lo mejor que me pudo haber pasado. Y duele... Espero algún día este dolor se vaya, y yo pueda perdonarme por mis estupideces. Pero más que nada espero, que algún día tú puedas perdonarme.


Adiós, amor mío. Ojalá algún día vuelvas a encontrar lo que viste en mí, pero que no sea lo que yo fui. Adiós.

1 comentario:

Tannia Karamelo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.