Mapa de visitas

febrero 20, 2008

¿Qué pex con los programas de radio?

O sea, no mames....

Hace unos momentos, venía en un taxi de ruta; ahh por que en mexicali hasta los taxis funcionan como el transporte público donde viajan varias personas en un carro con una ruta establecida (d'oh!!, ruta, ¿les dice algo?).

Bueno, el caso es que venía en un taxi d'esos y venía el radio encendido, y estaban transmitiendo un programa llamado "tempranito con Piolín", algo así, el caso es que era algo relacionado a "Piolín". Pues bien, creo que es el programa de radio más estupido que he escuchado, en serio. Era un programa de esos en donde la gente llama, e interactúa con los locutores; pero en serio, los locutores o estaban idiotas, o de plano el calor de tantos años ya les frió el cerebro.

Primero, el humor que manejaban, era de plano tonto, qué digo, idiota, en serio, no tenían capacidad de improvisación, ninguno, tenían que depender de insultos sutiles, aunque a veces pasados de lanza, que hacían a los radioescuchas que les llamaban -me imagino que- por teléfono.

Luego, al parecer los que escuchaban el programa eran igualmente imbéciles, pues llamaban y dejaban que los pisotearan de formas medio gandallas, y cuando por fín les dejaban hablar, contaban chistes (fué lo único que escuché, la sección de chistes, junto con otra de la que ahorita hablaré) de lo más tontos. Yo no sé si la gente que escucha ese programa -regularmente- es en serio, o simplemente idiota, o retrasada.

Otra sección que estaba, aunque a decir verdad no sé si era sección o no, fue una en la cual le preguntaban a un personaje llamado "Talpujas", el cual según no podía hablar bien (o sea, hablaba peor que un "gangoso" -con el perdón de esas personas-), y encima de esto le preguntaban "¿qué viste en las noticias?" a lo que el "Talpujas" respondía con una retahíla de sonidos, como tratando de hablar, pero, oh, los guionistas del programa, salieron con la brillante idea de que, como no se le entendía, pues, tenía que "picarle a la compu", entonces se escuchaban sonidos, que el locutor principal tenía que "adivinar", como en el juego "Mímica" obviamente, sin la parte visual, y con la parte sonora sustituyéndola.

No, no, no, en serio, no sé cómo la gente puede escuchar este tipo de programas, no sólo era realmente estúpido el programa, sus locutores, y su contenido, sino que era de mal gusto, en serio.

Tendré que comprarme otro manos libres para poder ir escuchando música de mi celular de nuevo cuando vaya hacia el trabajo o viniendo de él.

Ahí la ven, críticas de otras cosas de por acá, pronto.

2 comentarios:

Fredy dijo...

"Piolin por la mañana", lastima que hayas tenido que escuchar eso.

No eres el unico torturado.

LinceLeopardo dijo...

yo en realidad creo que a la gente no le gusta...que solo lo escuchan por que creen que es gracioso...esperado con esperanzas de reir...pero la risa nunca llega...piolin sucks ass