Mapa de visitas

diciembre 13, 2007

Sufrimiento Femenino

Tengo mucho tiempo guardando este post, creo que es hora de publicarlo.
A las mujeres les gusta sufrir, o bueno, a esa conclusión he llegado después de un exhaustivo y concienzudo análisis basado en muchas pruebas, algunas de las cuales pondré a su disposición y evaluación, para que así concuerden o no, conmigo.

Bueno, como dije, a las mujeres les gusta sufrir, de alguna manera enfermiza son felices sufriendo...

Daré un ejemplo claro práctico, netamente empírico y real.

Hace algún tiempo -casi dos años- me involucré con una chica de la escuela, su nombre no es importante, pero yo la llamaré... P, yo iba tranquilo por la vida, en mi último año de la carrera, ya saben, muchas cosas que hacer, fiestas a las cuales ir, desveladas inminentes, Trabajo Terminal, Servicio Social -que no me valieron... ¡Bastardos!- y un largo etc.

Pero bueno, el caso es que la conocí en una fiesta, y pues, de inmediato me gustó. Ya saben, el tipico "me gusta platicar con ella, pasar tiempo con ella", etc.

El caso es que cuando la conocí ella tenía un -reciente- ex-novio, a mi no me importó, seguí en mi camino hacia la perdición... Me enamoré, jajaja, pobre de mí-digo pobre de mí, porque no sabía que me estaba metiendo en camisa de once varas-.

Ellos regresaron, y a mi no me importó mucho, pues yo sabía que ella correspondía lo que yo sentía, hasta cierto punto. Luego, empezó a decirme lo mal que la trataba, los panchos que le hacía, y toda la cosa, ya saben, los típicos arranques del patancito que tiene a alguien rindiéndole pleitesía como si fuera un rey, y el cabrón aún así, la trataba de la chingada...

Ella me contaba lo que le hacía, la indiferencia de él, lo olvidada que la tenía mientras él andaba con sus amigos, y toda la cosa, también me decía que cuando salían solos era una persona "completamente diferente" y toda la onda. Ja, con decirles que una amiga mía, que era ex-novia de él me contó ya tiempo después que pasó algo entre ellos en ese entonces...

El caso es que yo me empecé a hartar y le pregunté por qué si la trataba así y le hacía toda esa zarta de chingaderas ella seguía allí, su respuesta me dejó frío: "Es que a lo mejor es su forma de quererme". ¡¡¡A la chingaaaaaaaaaaadaaaaaa!!! ¡¡¡no mamen!!! Yo sólo había visto ese tipo de respuestas en las películas esas donde a las mujeres les meten golpizas hasta que al final "despiertan" y todos viven felices para siempre, ejemplo: Durmiendo con el enemigo -lo siento, pero el articulo de la Wikipedia en español está bien cortito-.

En una primera instancia no me importó, después, conforme me fuí enamorando más -grave error en una situación así- ellos cortaron o algo así, precisamente por una de esas cosas que ya les he mencionado. Después pasó algo entre ella y yo, pero casi enseguida volvieron... :-(

¿La razón? Me dijo ella que él "había prometido que iba a cambiar".... tsss. La neta, me di cuenta que eso no iba a llegar a ningún lado, por mucho que la quisiera, que la tratara mejor que ese cuate, que un sin fín de razones que podría nombrar ahorita, ella iba a seguir allí, alimentándose de malos tratos disfrazados de buenos.

No le pregunté qué iba a hacer, sólo recuerdo haberle dicho todo lo que yo sentía, tampoco le dije "él o yo" porque ya sabía de antemano la respuesta a esa pregunta inexistente. Sólo le dije, espero que seas felíz con él, y ya. No hubo un "ahí muere", o "adiós", pues seguimos hablándonos como amigos.

Colorín colorado, éste ejemplo se ha acabado.

Esto, es a lo que yo -en su momento- llamé una reverenda chingadera, pasé y repasé horas y horas preguntándome por qué prefiería sufrir, por qué si la trataban mal, no hacía algo al respecto -además de creerse la pendejada esa del cambio-. Lo consulté con la almohada muchas veces, otros con mis amigos, otros, escribiéndole directamente al "arquitecto" (nunca me contestó, está de más decir), pero nada... nada de respuestas. Entonces me di cuenta que era una de esas preguntas que uno mismo se tiene que responder, que uno mismo tiene que llegar a una respuesta interna.

Y así fué: A las mujeres les gusta sufrir.

Claro, que no puedo generalizar, y muchas de ustedes habrán dicho para estas alturas ¡Qué idiota estás si piensas que todas son así! Yo sé que no todas son así, y también se que un solo ejemplo no sirve para ilustrar mi punto, pero créanme, buena parte de las mujeres a quienes he conocido cumplen este patrón, de alguna u otra forma.

Y lo peor es que muchas veces cuando están en esa situación, "súper enamoradas" del patán en cuestión. Pues, no hay manera en este mundo que las haga abrir los ojos ante el maltrato emocional -porque así se le llama a eso- al que están sometidas.

Hay de distintos tipos, el más leve, que va desde berrinches constantes, indiferencia -de la que más duele-, celos, o simplemente que no sepa siquiera lo que sienten por él, el moderado, insultos, panchos molestos, celos paranóicos, chantaje emocional, etc. y el grave, infidelidad, celos enfermizos, peleas fuertes, acoso, y cosas peores que pueden ya derivar en golpes, o cosas peores. Cabe aclarar que yo he presenciado todos estos casos, no los estoy inventando, sólo no estoy diciendo nombres, para no crearme problemas.

Realmente yo me enojo mucho cuando sé de amigas que se hallan en estas situacione, pero lo que más me encabrona es el hecho de que siempre hay alguien que las trata bien, que las quiere -de verdad-, que les dice lo que ellas necesitan y quieren saber, más un largo etcétera... Y ellas, viviendo en su mundo de fantasía en donde las personas sí cambian no se dan cuenta de lo que está allí, enfrente de su nariz.

Bueno, después de haber reflexionado sobre eso, de haber llegado a la conclusión que acabo de exponer, formulé una teoría, no tan descabellada, que no he llevado a la práctica:

"Las mujeres siempre quieren a los patanes".

No he llevado a la práctica -afortunadamente- por la educación que se me fue dada, yo crecí alrededor de mujeres, mi madre, mi tía, mi abuela, y mis primas, claro, con mis primos y tío también. Así que siempre tuve en mente que a las mujeres no se les trata mal, que hay que tratarlas con respeto, siempre me dieron el ejemplo, "Si le dices a una chica 'eres una P... erdida', piensalo bien, es una mujer, como tu madre y tu hermana". Hasta el día de hoy, ver sufrir a una mujer por culpa de un cabrón, que la haya hecho llorar, que la haya insultado, que le haya faltado al respeto, o -el caso más extremo, y que, espero nunca me toque presenciarlo- golpeado, realmente me pone mal, me entristece enoja por igual.

Pero bueno, no pienso -ni creo- cambiar el mundo con este post, cada quién hace lo que se le antoja, el problema es que muchas veces un amigo, familiar, o bueno, para qué ir tan lejos, yo mismo, está involucrado con la mujer en cuestión, pues, ver cómo sufre ella, también se traduce en un sufrimiento 'propagado' hacia quien quiere a la chica.

Finalmente, creo que por más mujeres que haya así en este planeta, siempre habrá al menos una que sí se quiera, que sí pueda apreciar lo que tiene, lo que se le es dado, lo que se le ofrece, y que, si no puede retribuir el sentimiento, cuando menos te lo agradecerá, y evitará que uno sufra diciéndote que no puede, devolverte el sentimiento.

Yo por mi parte, he decidido no volver a sufrir por alguien que no valga la pena.

Creo que ya terminé de decir lo que quería decir, espero haya tenido un poco de coherencia,

Saludos.

5 comentarios:

Angel dijo...

Lo mas saludable es alejarse lo mas rapidamente posible antes de que uno se encuentre atrapado en ese interesante juego de "hoy no se fia mañana si" (ese nombre que?)

tambien hay hombres a los que le gusta sufrir y que aun viendo que ella no dejara de idolatrar al sujeto en cuestion, insisten en querer crear un mundo magico de colores.

asi que ya sabes amiguito, alejate en la direccion contraria lo mas rapido posible, y cuentaselo a quien mas confianza le tengas.

(o despues quedaras atrapado y no podras escapar aunque quieras)

comixgex dijo...

parece que te desahogaste mucho ka... yo concuerdo mucho contigo y tambien me a tocado vivirlo, pero bueno lo menos que puedo hacer es solidarisarme contigo, yo tampoco no volvere a sufrir por nadie que no valga la pena e incluso cuando valgan la pena y sigan empeñadas en no salir de su sufrimiento las dejare en el camino no estoy dispuesto a esperar a ser el paño de lagrimas, si las cosas se dan despues chido si no pues tan solo a disfrutar el momento...
P.D. creo saber quien es P...... pero eso ya no importa ... jeje

AMir dijo...

Bueeeeee...todos tenemos nuestra historia.

LinceLeopardo dijo...

woof woof yo tambien le he ahuyado a esa luna, yo tambien he olfateado esa cola...woof woof woof

Fredy dijo...

Ahora mismo estoy viviendo la historia de tu ejemplo.

Damm...